En el desarrollo de mi trabajo como evaluadora y consultora, he observado un error de gran importancia que dificulta a las Organizaciones desarrollar una estrategia adecuada para conseguir sus metas o resultados deseados. Las  Organizaciones trabajan duro  para conseguir sus metas y llegar a la idea de futuro que les gustaría alcanzar, pero se pierden por el camino, porque no definen adecuadamente su misión y visión. Esto que parece muy fácil no lo es en la práctica, ya que no dedicamos tiempo a definir y a compartir con los miembros de la Organización lo que somos y lo que queremos llegar a ser.

Si el objeto principal o razón de ser de nuestra organización  no está bien definido,  perderemos eficiencia en nuestro trabajo ya que ocasionará confusiones a todos los niveles de la Organización.  Si la Misión no es definida correctamente por los líderes de las Organizaciones, y no es explicada y compartida con los miembros de la organización, fácilmente nos perderemos por el camino no alcanzando los resultados deseados y la visión que hemos proyectado de  futuro.

Hay Organizaciones que han asumido una Misión sin hacer un proceso reflexivo individual en el que se cuestionen  su razón de ser principal. Nunca se han parado a reflexionar ante preguntas como estas:

¿Quiénes somos?Identidad y reconocimiento legal que otorga legitimidad a nuestra acción.
¿Qué buscamos?Las funciones principales de la organización. Cambios fundamentales que deseamos lograr en el medio en el cual trabajamos. Razón de ser de la organización.
¿Por qué lo hacemos?Valores, principios y motivaciones de orden moral, religioso, político, social y cultural.
¿Para quiénes trabajamos?Sectores  hacia los cuales se orientan principalmente nuestros esfuerzos

Hay Organizaciones que adoptan la Misión de otra Organización porque tiene la misma razón de ser y se dedican a lo mismo, esto suele pasar en las ONG. Aunque se asuma la Misión de otra Organización, es necesario hacerlo después de dedicar un espacio de reflexión interno sobre las cuestiones anteriormente expuestas. Además de tener muy en cuenta su propia idiosincrasia, los distintos entornos donde se desarrolla, sus valores y los grupos de interés relevantes.

La mayoría de las veces tenemos ocupado el 100% de nuestro tiempo en hacer tareas sin parar y no hacemos “un alto en el camino”  para analizar cuestiones tan determinantes como saber cual es la razón de ser, para que existe nuestra Organización. Perdiéndonos en el diario.

Sino sabemos cual es nuestra razón de ser y no sabemos que queremos ser en el futuro, “cuando seamos mayores”, cuando nuestra Organización alcance el grado de madurez con la que soñamos, es sencillo perderse, no pudiendo ser una guía clara para decidir lo que hay que hacer en la actualidad y en el futuro.

Para saber cual es nuestra Visión como Organización, nos pueden servir  estas preguntas  para la reflexión:

  • ¿Cómo seremos en el futuro?
  • ¿Cómo deberíamos llegar a ser?
  • ¿Cómo queremos que sea nuestra organización en los próximos años?
  • ¿Qué haremos en el futuro?

Lo que está claro es que sino nos hacemos estas preguntas seguramente estaremos a merced de las circunstancias, es importante proyectar una idea de futuro. Nos puede facilitar mucho hacernos una pregunta como esta ¿como queremos que sea nuestra organización en los próximos años?, e intentar imaginarlo mientras nos la contestamos.

Sin tener clara la Misión y Visión las Organizaciones no puede establecer una estrategia eficaz, igual consigues algunos resultados previstos pero seguro que no de la forma más eficiente. Cuando nos referimos a  eficiencia  hablamos de “la capacidad de lograr el efecto en cuestión con el mínimo de recursos posibles”.

La Visión y la Misión de una Organización constituyen la base de las estrategias y políticas. Es importante dedicar  tiempo-reflexivo a su revisión si ya se tiene,  o a su definición si no la hemos definido nunca, para luego desarrollar una planificación estratégica eficiente.

 Para conseguir las metas y desarrollar una planificación estratégica eficiente es necesario planear las acciones organizativas alineadas a su Visión y Misión, hacer participes a los grupos de interés relevantes de la Organización, fomentar alianzas estratégicas  e implicar a las personas de la Organización.

 

Victoria E. Ruano García

VN:F [1.9.22_1171]
Votar: 4.4/5 (9 votos)
La importancia de definir la Misión y Visión de una Organización para conseguir sus metas, 4.4 out of 5 based on 9 ratings

Comentarios

Comentarios desde Facebook

  • Síguenos en...

    Seguir a PDCA Home en Facebook

  • Archivos

  • Usuarios

  • Tweets