Lean manufacturing está de moda. Esta metodología permite incrementar  la competitividad de las plantas industriales centrándose en mejorar la eficiencia de las actividades que crean valor añadido y eliminando gastos superfluos.

 LEAN

¿Qué es Lean?

“Lean manufacturing” significa “producción esbelta” y expresa el objetivo fundamental de la herramienta: mejorar la competitividad creando el máximo valor añadido para el consumidor y eliminando las actividades innecesarias.

Muchas empresas se han dado cuenta que este aumento de competitividad, junto con las inversiones en desarrollo tecnológico e I+D son cruciales en las industrias de los países desarrollados. Mejorar la productividad y aumentar el valor añadido del producto final es la única forma de competir con terceros países (China, India…) con costes laborales menores y normativas más laxas que, en un mundo globalizado, pueden suponer una seria amenaza para las supervivencia de las empresas locales.

.

Cómo implantar Lean Manufacturing

El análisis debe comenzar con una pregunta: ¿Qué es lo que busca el consumidor? …¿y qué le estamos dando? A partir de ahí nos podemos replantear todo el proceso para simplificarlo y centrarnos solamente en las actividades necesarias para crear el producto (o servicio) que va a ser entregado al cliente. El objetivo es dar al consumidor exactamente lo que quiere, ya que menos lo dejaría insatisfecho y más supone un sobrecoste.

Esta herramienta de gestión se suele aplicar conjuntamente junto con las 5S (ver Manual de implantación de la metodología 5S) y ha sido aplicada con mucho éxito por grandes empresas, como es el caso de Boeing. Su uso se suele aplicar mayormente a plantas industriales donde la productividad y la innovación son un factor clave.

.

Aspectos a considerar

Lean analiza las actividades centrándose en los siguientes puntos:

– Analizar el modelo de producción: ¿Cuánta demanda tiene mi producto? Según la cantidad de demanda será más apropiado usar métodos de producción manuales, en cadena, automatizados…  Además: ¿Cuáles son las perspectivas del sector? ¿Cuál es la estrategia a largo plazo de la empresa?

 – Eliminar actividades que no aportan valor (burocracia, procesos que no va a llegar a percibir el cliente final, tareas que se han quedado obsoletas):  ¿Esta actividad sirve para algo? ¿Aporta algo al producto final?

– Simplificar actividades: ¿Este proceso se podría hacer de forma más sencilla? ¿Se podrían eliminar pasos en la producción, minimizar desplazamientos de material, etc?

– Eliminar errores: ¿Cuántos fallos se producen? ¿Cuánto dinero le cuesta a la empresa reparar los defectos? ¿Hemos optimizado los costes de calidad y no calidad?

– Eliminación de tiempos muertos: ¿Dónde se generan los cuellos de botella en el proceso? ¿Se pueden eliminar las retenciones? ¿Se puede fabricar más rápido sin quitar calidad?

– Minimizar stocks: ¿Se va a vender todo lo que se produce? ¿Cuánto cuesta almacenar el stock que tenemos? ¿Hay stock de más o, al contrario, hay roturas de stock que produzcan costes extra? ¿Tenemos un buen sistema de gestión de stocks?

– Evitar materiales y características superfluas: ¿Estamos ofreciendo características que el consumidor no busca?¿Usamos la cantidad y calidad de materia prima óptima? ¿Nuestro producto lleva demasiado embalaje?

– Centrarse en el producto o servicio final: ¿Qué desea el consumidor? ¿Nuestro producto se adapta (en características y precio) a lo que quiere el cliente? ¿Qué es lo que está ofreciendo nuestra competencia?

– Optimizar la cartera de productos: ¿Tenemos en el mercado productos obsoletos o que no dan beneficios? ¿Podríamos unificar varios productos similares en uno sólo para evitar sobrecostes y crear economías de escala? O lo contrario… ¿hay demanda en el mercado para algún producto nuevo?

– Inversión tecnológica e I+D: Para diferenciarse de la competencia hay que invertir en mejoras tanto en el producto final como en los procesos que lo crean. ¿Hay nuevas tecnologías disponibles que podamos usar? ¿Son rentables (VAN, TIR, etc..)?  ¿Qué debemos hacer ahora para que dentro de 10 años sigamos siendo competitivos?

 Autor: Jorge Jimeno Bernal
Grupo PDCA Home.

VN:F [1.9.22_1171]
Votar: 4.9/5 (14 votos)
Lean manufacturing: Cómo mejorar la competitividad y aumentar el valor añadido, 4.9 out of 5 based on 14 ratings

Comentarios

Comentarios desde Facebook

  • Síguenos en...

    Seguir a PDCA Home en Facebook

  • Archivos

  • Usuarios

  • Tweets