El Análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades), en inglés SWOT (Strengths, Weaknesses, Opportunities, Threats) es uno de los análisis más conocidos y usados para la planificación y la toma de decisiones.

Puedes encontrar muchísima información sobre el Análisis DAFO por internet, ya que es ampliamente usado por empresas, organizaciones e individuos para tomar decisiones fundamentadas, pero al ser una de las pocas metodologías que aun no habíamos añadido a nuestra sección de Herramientas de PDCA Home, me sentía con una cierta necesidad de añadirlo.

En este artículo veremos lo siguiente: ¿Qué es un DAFO? ¿Para qué sirve? ¿Cuándo y cómo aplicarlo? y finalmente, un ejemplo de DAFO.

 

¿Qué es un Análisis DAFO?

El Análisis DAFO consiste en una matriz de 2×2 donde en cada una de sus celdas se analizan las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades de un proyecto o una idea de la cual queremos conocer su viabilidad presente y futura.

MATRIZ DAFO

 

La popularidad de este método se basa en su facilidad para realizarlo y para obtener conclusiones útiles.

Para realizar el análisis, se deben estudiar los siguientes puntos:

– (D) Debilidades: Son los puntos débiles que tiene nuestro proyecto en la actualidad.

– (A) Amenazas: Son los aspectos que nos pueden influir negativamente, y podrían comprometernos en el futuro si no los solucionamos.

– (F) Fortalezas: Son los puntos fuertes que tenemos en la actualidad.

– (O) Oportunidades: Son los aspectos que nos podrían influir positivamente, y podrían darnos ventaja en el futuro si los sabemos aprovechar.

Como se ve, el análisis abarca tanto los puntos negativos de nuestro proyecto (Debilidades y Amenazas), como los puntos positivos (Fortalezas y Oportunidades). Además, se analiza tanto la situación actual (Debilidades y Fortalezas) como los aspectos que nos pueden influenciar en un escenario futuro (Amenazas y Oportunidades).

También hay autores que relacionan las Debilidades y Fortalezas con nuestras cualidades internas, y las Amenazas y Oportunidades con características y situaciones externas que dependen nuestro entorno y que no podemos cambiar a corto plazo (pero sí podemos evitarlas o influir en ellas a largo plazo).

 

Para qué se usa el Análisis DAFO

El propósito del análisis es conocer la situación en el mercado de una empresa, o bien, para  ayudarnos a decidir sobre la viabilidad de una idea o proyecto, para poder obtener datos que nos aclaren si el proyecto es viable o no, o si podemos modificarlo de alguna forma para aumentar su viabilidad.

Por lo tanto, el análisis DAFO nos va a ayudar a obtener información sobre los siguientes puntos:

– ¿Qué aspectos nos afectan positiva o negativamente en el presente?   (F) y (D)

– ¿Qué aspectos nos podrían afectar positiva o negativamente en el futuro próximo?  (O) y (A)

– De entre todos los aspectos analizados… ¿Sobre cuáles podemos actuar y sobre cuáles no? ¿Cómo podemos mejorar nuestras Fortalezas y eliminar nuestras Debilidades? ¿Qué Oportunidades podemos convertir en Fortalezas? y ¿Qué Amenazas podemos evitar que se conviertan en Debilidades?

 

A partir de estos datos, podremos obtener conclusiones sobre lo siguiente:

– Si estamos analizando una empresa: ¿Cómo estamos posicionados en el mercado? ¿Qué podemos hacer para mejorar nuestra posición?

– Si estamos analizando una idea o proyecto: ¿El proyecto que estamos pensando realizar es viable o no?

>> En el caso de que el proyecto no sea viable ¿debemos descartarlo por completo, o podemos tomar medidas para eliminar los aspectos negativos y hacerlo viable?

>> En el caso de que sí sea viable ¿hay aspectos que podamos mejorar para hacerlo más rentable? ¿en el futuro seguirá siendo viable?

 

¿Cuándo y cómo usarlo?

El análisis DAFO es usado ampliamente en empresas, organizaciones, grupos sociales, individuos… por su rapidez y facilidad para obtener información relevante.

Es recomendable realizar un análisis DAFO antes de tomar decisiones como las siguientes:

– Para empresas: estudio de la situación de la compañía, decisiones sobre lanzamiento de nuevos productos o servicios, decisiones financieras sobre cómo y cuándo endeudarse o ampliar su capital social, decisiones sobre dónde implantar nuevas sedes, etc.

– Para individuos: decisiones sobre qué estudios realizar ahora para tener salidas profesionales en el futuro, decisiones sobre dónde invertir los ahorros, decisiones sobre cuándo y cómo realizar un gasto…

En general, se recomienda realizar un análisis DAFO antes de realizar cualquier acción relevante que pueda tener repercusiones en el futuro.

A la hora de realizar el análisis, varios de los aspectos que se estudian están basados en las 5 fuerzas de Porter. Algunas de las preguntas que nos podemos hacer para obtener las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades de nuestro proyecto son estas:

– ¿Qué estamos haciendo bien (o mal)? ¿Cómo podríamos mejorar? ¿Qué medidas podemos tomar?

– ¿Qué están haciendo bien (o mal) los demás (benchmarking)? ¿Podríamos copiarles para aprovechar sus ventajas?

– En el futuro: ¿Qué eventos podrían afectarnos para bien o mal, y qué probabilidades hay de que sucedan? Si sucede uno de estos eventos… ¿Qué podríamos hacer para evitar que nos afecte negativamente, o para sacarle provecho?

– De nuestras debilidades y amenazas: ¿Cuáles podemos evitar y cuáles no? ¿Podemos minimizar su impacto?

– De nuestras fortalezas: ¿Cuáles podríamos perder en el futuro? ¿Cuáles nos podría copiar nuestra competencia? ¿Cuáles se podrían mejorar para que nos diferencien todavía más de la competencia?

– De nuestras oportunidades: ¿Cómo podemos convertirlas en fortalezas?

Con todas estas preguntas, ya podremos responder acerca de si nuestro proyecto es viable o no, y habremos analizado todos los escenarios posibles, lo que hará menos probable el que surjan imprevistos. A pesar de todo, la decisión final sobre si realizar un proyecto o no, nunca va a estar exenta de riesgo, como veremos en el ejemplo de a continuación:

 

Ejemplo de Análisis DAFO

DAFOVamos a ver un ejemplo de análisis DAFO:

Un amigo “Pedro”, está pensando en invertir parte de sus ahorros en acciones de la empresa “EMPRESA S.A.” que es puntera en un sector que le han dicho que tiene muy buen futuro. ¿Debe invertir Pedro su dinero en acciones de EMPRESA S.A.?

(Nota: Ten en cuenta que no estamos haciendo el típico análisis de la situación de la empresa, –la empresa nos da igual-, sino que lo que estamos analizando es la conveniencia de invertir ahí o no).

 

Este es el análisis DAFO de la situación:

Fortalezas: En este ejemplo, las fortalezas serían los motivos a favor de invertir ahora:

– Conocimientos financieros: Pedro tiene conocimientos de bolsa y sabe cuándo es buen momento de comprar y vender valores.

– Buenas expectativas de rentabilidad: Pedro sabe por fuentes fiables que la empresa está funcionando bien, tiene beneficios y va a dar dividendos los próximos meses.

– Es un momento propicio para invertir: Parece que el entorno macroeconómico en general es bueno, y se espera que suban los índices bursátiles los próximos meses.

Debilidades: En este ejemplo, las debilidades serían los motivos en contra de invertir ahora:

– Las inversiones en bolsa son –por definición– inseguras:  Invertir el dinero en bolsa supone asumir un riesgo más alto que otro tipo de inversiones.

– Dudas sobre la fiabilidad de la información: Pedro no conoce de primera mano las cuentas de EMPRESA S.A., sino que se tiene que fiar de los datos publicados. (No sería el primer caso donde otras empresas similares que han falseado sus cuentas y han acabado en concurso de acreedores).

– Dudas sobre el modelo de negocio: EMPRESA S.A. es una compañía relativamente nueva, y su modelo de negocio aun no ha sido probado robustamente. Cualquier problema inesperado podría llevar a la bancarrota a la empresa.

Oportunidades: En este ejemplo, las oportunidades serían posibles sucesos futuros que mejorarían la rentabilidad de nuestra inversión:

– Las acciones podrían revalorizarse en el futuro: Se espera que el sector en el que trabaja EMPRESA S.A. aumente su facturación en el futuro, lo que debería suponer un aumento del valor de la acción.

– Posibilidad aumentar la rentabilidad de las acciones en el futuro: Si las cosas van bien, es probable que EMPRESA S.A. reparta mayores dividendos, lo cual podría aumentar la rentabilidad de la inversión de Pedro.

Amenazas: En este ejemplo, las amenazas serían posibles sucesos futuros que nos podrían hacer perder dinero:

– Posibilidad de entrada de nuevos competidores: Podrían entrar competidores extranjeros que pongan en peligro las ventas de la empresa.

– Posibilidad de colapso bursátil: Si hay más escándalos en empresas del sector, podría llevar a un derrumbe en cadena de todas las empresas del sector de EMPRESA S.A.

– Dudas sobre el modelo de negocio a largo plazo: Al igual que en las Debilidades hemos incluido las dudas que comprometen la rentabilidad actual de EMPRESA S.A., estas mismas dudas se incrementan cuando pensamos en un escenario a largo plazo. Cualquier cambio en el mercado o en las preferencias de los consumidores podrían suponer la bancarrota de la empresa.

A partir de toda esta información, Pedro debería ser capaz de tomar una decisión acerca de si es buena idea invertir o no: Conociendo las debilidades y amenazas de la empresa, Pablo podría decidir tomar medidas de precaución antes de invertir, como por ejemplo, pedir más información sobre las cuentas de la empresa, o diversificar su inversión en varias empresas de sectores distintos, para que en el caso de que la empresa quiebre, él no pierda todo su dinero.

En conclusión, el análisis DAFO nos puede ayudar a tomar decisiones más fiables y a aumentar nuestra probabilidad de tener éxito, aunque debemos recordar que los riesgos nunca se pueden evitar por completo.

Autor:  Jorge Jimeno Bernal  Grupo PDCA Home.

 

PD: Lee también el artículo sobre el Análisis CAME (Corregir, Afrontar, Mantener y Explotar). Este análisis se basa en la Matriz DAFO para proponer acciones para cada aspecto relevante, en función de cual es la estrategia de la organización.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Votar: 4.6/5 (14 votos)
Análisis DAFO: Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades - ¿Qué es y cuándo aplicarlo? Definición y ejemplos, 4.6 out of 5 based on 14 ratings

Comentarios

Comentarios desde Facebook

  • Síguenos en...

    Seguir a PDCA Home en Facebook

  • Archivos

  • Usuarios

  • Tweets