Muchos conocen la metodología DMAIC, pero su hermana DFSS mas enfocada a productos y servicios es la complementaria para las organizaciones y la base para comenzar el ciclo de un nuevo producto.

Design For Six Sigma o por sus siglas DFSS, es una metodología aplicada al lanzamiento de nuevos productos mediante una serie de pasos que aseguren la calidad y su aceptación en el mercado, se divide en varias etapas: D-M-A-O-V.

Sin título

Define (D), como el DMAIC es la etapa inicial, donde se busca ver cuál es el objetivo del proyecto, fijar las directrices para llegar al propósito. En esta fase se definen conceptos sobre que nicho de mercado se va a trabajar, buscar ese servicio necesario para el cliente aun sin cubrir mediante la VoC o voz de cliente, benchmarking sobre productos similares, identificación de parámetros que sean críticos y puedan dar lugar al fracaso del proyecto. La realización de un QFD podría ayudarnos en el establecimiento de necesidades de cliente aplicándolas a un producto. Durante esta etapa la utilización de análisis Kano puede ayudar a descubrir que agrada o no al cliente.

Measure (M), una vez focalizado el propósito el siguiente paso es saber que rasgos deben ser diferenciadores frente al resto, de tal modo que se cubra la necesidad del cliente de forma personalizada y sobresaliente. Es conveniente técnicas de brainstorming, scamper o 6-3-5, en definitiva que aumenten la creatividad e innovación del producto, de  tal modo que nos quedaremos con la idea más trasgresora, para ello una buena herramienta de decisión sería la Matriz de Pugh.

Analyze (A),  hay que asegurar todos los componentes del equipo de proyecto van en la misma dirección, de este modo se sigue con la definición más en detalle sobre el producto, atar todos los cabos sueltos que puedan quedar y crear un producto/servicio sin fisuras, se trataran de cerrar todas las posibles dudas que se pueda generar alrededor del mismo.

Optimize (O), obviamente todo proyecto necesita asegurar el éxito, para ello en esta fase se trata de revisar el producto detectando posibles fallos y dándoles solución, de este modo conseguimos crear un producto más uniforme y disminuyendo el índice de error o variabilidad. Aquí se podrían herramientas como AMFE.

Verify (V), como en todo proyecto se necesita una fase de dar el ok definitivo y transmitir a la organización el método de implementación del nuevo servicio, muy importante comunicar, el que, cuando, como, quien del nuevo servicio.

En definitiva, no es nada novedoso en la aplicación de las fases de un proyecto, si en las herramientas que se puedan utilizar en cada una de las fases, pero al fin y al cabo este tipo de metodologías lo que crean es una serie de pasos lógicos aplicados a un proyecto para alcanzar el objetivo.

Autor: Rodrigo González González

Grupo PDCA Home
GRUPO-PDCAHOME3-150x150


Comentarios

  1. […] palanca e intermediar entre empleados y alta dirección comunicando de forma clara y especifica las necesidades de mejora y hacer creer que esta mejora va a suponer un cambio radical y conseguir un menor […]


  • Síguenos en...

    Seguir a PDCA Home en Facebook

  • Archivos

  • Usuarios

  • Tweets