Desde hace ya tiempo se está trabajando con una nueva certificación lanzada por AENOR en asociación con Renault Consulting para conocer cuál es el grado de implantación LEAN en nuestras organizaciones. Nace desde la necesidad de buscar una mejora continua pero desde la base de la filosofía Lean, es decir, conocer cuánto de eficaces son los procesos con los que trabajamos para satisfacer las necesidades de nuestros clientes y eliminar todo posible despilfarro o muda. Por ello y desde la experiencia en eficiencia operativa esta certificación se basa en conocer mediante datos objetivos cual es la capacidad de producción o servicio y conocer si es optima, además de estudiar la precisión y objetividad del sistema de medición de la organización. Como todos sabemos Lean es una metodología que no tiene fronteras de implementación por tanto esta certificación es aplicable a cualquier organización pues su ámbito de trabajo no importa, si será importante adecuar la metodología al sector pero el proceder será el mismo.

Con las bases establecidas sobre cómo dirigir esta metodología se busca donde se puede crear un mayor valor enfocándose en la Estrategia de empresa, Costes, Recursos Humanos, Calidad, Producción, Medios productivos, Flujos, Desarrollo de nuevos productos y servicios y por ultimo Relaciones externas con stakehloders. Al tratarse una filosofía que aboga por eliminar todo aquello que no crea valor en la organización se plantea como una estrategia de organización a largo plazo para buscar el crecimiento de la misma.

Presentación1

Con cada una de estas partes analizadas se obtendrá un valor o nivel Lean, con su objetivo y la tendencia. A esto se le añade un indicador más denominado redondez que indica el equilibrio de la organización, entonces cuanto menor sea su valor mayor será el equilibrio de esta y viceversa.

Al tratarse de una evaluación de madurez, no se basa en pasarla o no, sino que a la organización se le asigna un valor objetivo e imparcial para que a partir de ahí se ejecute en consecuencia un plan de acciones correctivas para buscar la mejora. Obviamente y siendo consecuente con la implementación de mejoras esta evaluación se volverá pasar pasado un tiempo, siendo diferente al resto de certificaciones vigentes con su evaluación de renovación y las de seguimiento periódicas, se toma una foto de cómo está trabajando la organización en ese momento, no caduca, y buscar la forma de implementar el ciclo PDCA que tanto anhelan las organizaciones, por lo que si es necesario transcurrido un tiempo volver a realizar la auditoria para constatar que se ha realizado una mejora.

El objetivo primordial de la Certificación Lean es que la organización conozca cual es el grado de implementación de Lean y partiendo de esta base trazar un plan de ruta para desarrollar acciones de mejora en procesos favoreciendo tanto a clientes como a accionistas, sin descartar la propia mejora de eficiencia en el proceso y facilitación al trabajador. Añadido a estas ventajas AENOR ha desarrollado una adicional y es que una vez con los datos sobre la mesa, la organización puede contar con el asesoramiento de un experto en Lean, un tercero diferente al auditor, quién podrá realizar un informe con recomendaciones y su propuesta para la puesta en marcha.

Artículos relacionados:

Lean manufacturing: Cómo mejorar la competitividad y aumentar el valor añadido

Lean manufacturing

GRUPO-PDCAHOME3-150x150

 



Comentarios

  • Síguenos en...

    Seguir a PDCA Home en Facebook

  • Archivos

  • Usuarios

  • Tweets