Normalmente escribo temas técnicos sobre certificaciones o como gestionar procesos pero hoy he decidido salirme de lo habitual y escribir sobre un tema que me lleva rondando la cabeza durante algún tiempo y que me ha hecho reflexionar tras hablar y coincidir sobre este tema con gente de mi entorno.

 Quiero hablar sobre las entrevistas de trabajo y sobre en que se han convertido; Es decir, una persona entra en un portal de empleo y ve una oferta interesante sobre la que poder aplicar, hasta ahí todo perfecto; recibes una llamada de un técnico de recursos humanos y te dan una fecha y hora porque están interesados en tu perfil. El candidato al recibir la llamada, como es habitual emocionado se prepara con interés la entrevista; llega el día y aquí es donde empieza el juego, el candidato ¿cómo debe mostrarse? ¿Debe reservar algo? O por el contrario mostrar sus virtudes y experiencias en otras empresas abiertamente.

La persona de recursos tiene una parte humana y unas aptitudes para poder captar las cualidades del candidato pero, será la persona responsable de departamento quien evalúe con una mayor nitidez si ese candidato entra dentro del perfil que se está buscando. Con la persona de recursos humanos son preguntas mas humanas, por qué esta carrera, por qué esta empresa, cómo actúas frente al estrés… creando un primer filtro.

 En la segunda entrevista con el responsable correspondiente comienza una nueva etapa, una vez mas el candidato se siente exaltado por haber pasado la fase previa y volvemos al punto anterior ¿mostrar todas las cualidades o mantener tu “derecho de copyright”?

dedeEl entrevistador hará las preguntas que sean necesarias pero ¿para quién o qué?, me explico, con algunas preguntas se evalúa al candidato para conocer como anteriormente paso su eficacia y agilidad de respuesta, en qué proyectos ha trabajado con anterioridad, pero si vemos que el entrevistador profundiza mas sobre un tema ¿Qué se debe hacer? Y aquí es donde empieza el dilema… todas las cartas están a favor del entrevistador, este puede aprovechar la inercia de la otra persona para poder extraer información de otros proyectos y sin la necesidad de llegar a contratarle puede tener la alternativa de alcanzar nociones sobre las buenas practicas en otras empresas. Es algo que por mi experiencia y por cómo se encuentra el entorno laboral sin duda es un gran interrogante.

 ¿Es un método el poder coger ideas de entrevistas de trabajo para implantar en tu empresa? y ¿no tienes la capacidad suficiente para que con tus propios empleados seas capaz de generar nuevos proyectos y de crear esa palanca de reto?, si es cierto que muchas consultoras generan un gran numero de entrevistas para tener una serie de candidatos disponibles por si surge algún proyecto que encajase con el perfil de esa o esas personas pero este es otro tema. Pues en este caso el candidato utilizara sus conocimientos frente al proyecto, es decir, sin esa persona la consultora deberá indagar sobre esa metodología y conocer a fondo el knowhow del proyecto.

 La gran duda que se me plantea es que si las empresas necesitan de estas tácticas para poder obtener ideas frescas y no “abusar” de la posición favorable en una entrevista de trabajo frente a la cual todos los candidatos mantienen una actitud abierta y echada adelante… podemos sacar como conclusión que esa empresa esta fracasando en la gestión de creación de nuevas dentro de un mundo cada vez mas innovador donde el ingenio se pone a pulso a cada día.

  A los candidatos os puedo decir que seáis fieles a vuestras ideas pero que siempre analicéis el entorno de la entrevista de trabajo, sabed jugar vuestras cartas, si tenéis algún proyecto estrella en el hayáis participado dad matices sobre él, de vosotros depende el desvelar el secreto que lo llevo al éxito, y como consecuencia mantener ese “derecho de copyright”, de hecho creo sinceramente que no será excluyente si no acabáis de desvelar a fondo vuestros proyectos estrella. Creo que existen muchas mas cosas en las cuales un entrevistador debe fijarse para poder tomar decisión frente a la contratación de una persona.

 Mis, ya unos cuantos, años de experiencia confirman que el mercado de empleo ha cambiado, el nivel de competitividad es muy alto con personas muy preparadas y listas para poder alcanzar todo aquello que se propongan, pero espero que también sean cabales a la hora de saber como preparar y como jugar sus cartas en una entrevista de trabajo.

 Como reflexión final, destaco dos ideas: la primera es que, candidatos, sed fieles a vuestra filosofía de pensar tanto en  las entrevistas de trabajo como en vuestros futuros puestos, y la segunda va dirigida a las empresas, existen grandes metodologías de generación de ideas que están al alcance de cualquiera como interesantes convenciones o congresos donde se pueden sacar grandes ideas sin necesidad de estas otras vías. Esto no va cambiar el modo de operar en las empresas, evidentemente, pero si consigo que alguien, por ambas partes, recapacite sobre estas ideas habré logrado mi objetivo.

 



Comentarios

  • Síguenos en...

    Seguir a PDCA Home en Facebook

  • Archivos

  • Usuarios

  • Tweets