Tras mis primeras entradas relativas a AMFE, en los cuales exponía la definición de la metodología por un lado, de los tipos de errores del proceso de diseño y desarrollo por otro, y los beneficios que la metodología aporta, me gustaría enunciar algunos de los errores más comunes que se plantean en la realización del Análisis Modal de Fallos y Efectos.

Del mismo modo que en las anteriores entradas, y de cara a evitar publicar una entrada demasiado extensa, dividiré la misma en dos, de forma que sea más fácilmente abordable.

Conflicto 1. Tediosidad

Como ya hemos comentado, la realización de un AMFE puede ser un proceso largo y tedioso, dando lugar a situaciones que impiden que el ejercicio fluya como debiera provocando, como consecuencia, que no se consiga el rendimiento que se espera de él y, en casos extremos, se abandone sin acabarlo.

 

07. Creativo

 

La introducción de metodologías de paneles y adhesivos de diferentes formatos y colores permiten una visualización más ligera y amigable, lo que trae consigo un ejercicio que fluye más fácilmente.

Conflicto 2. No definir el sistema o subsistema a analizar

El no realizar una identificación de qué es lo que va a estar y lo que no va a estar incluido dentro del ejercicio de AMFE, contribuirá a dejar factores importantes fuera del estudio o a incluir factores cuya importancia no es grande en nuestro sistema y que no hará sino aumentar el volumen que va a tomar nuestro ejercicio de AMFE.

 

07. Diagrama Bloques sombras

 

Para subsanar este problema utilizaremos el diagrama de bloques, herramienta que nos servirá para definir lo que está y lo que no está incluido en el AMFE que vamos a realizar, además de ilustrar gráficamente las relaciones entre los subsistemas y componentes que conforman el sistema.

Esto nos va a permitir tener una visión más clara y global de todo el sistema, de tal forma que nos ayude a visualizar y entender mejor el mismo.

Por último el diagrama de bloques nos ayudará a decidir si vamos a realizar un AMFE de todo el sistema es decir, un AMFE global incluyendo todos los componentes y subcomponentes o, si por el contrario, haremos un AMFE global a nivel superior y después haremos un AMFE individual de algunos de los subsistemas. Esta decisión vendrá dada en función de la complejidad que veamos cuando se realiza el diagrama de bloques.

El hecho de utilizar paneles y elementos adhesivos con códigos de colores y formas nos permite visualizar el sistema global de una forma muy rápida e intuitiva.

www.amfe.es

Autor: Manu Alvarez

Ver parte 2 de este artículo aquí.



Comentarios

  • Síguenos en...

    Seguir a PDCA Home en Facebook

  • Archivos

  • Usuarios

  • Tweets