Continuando con la descripción de algunos de los errores más comunes que atañen a la metodología AMFE aporta, tras la primera entrada (que puedes leer aquí), a continuación enuncio algunos más.

Conflicto 3. No considerar todos los factores externos

A la hora de diseñar y desarrollar un producto, hay una serie de factores externos que pueden afectar o influir en nuestro sistema, incluso aunque no se tenga control sobre ellos y que, en muchas ocasiones, serán parte del entorno en el cual va a estar integrado nuestro sistema.

Si no los considerarlos desde un inicio perderemos una oportunidad de oro para desarrollar un producto que sea visto con una alta calidad percibida, ya que su función no se verá afectada por estos factores.

Para ello utilizaremos el diagrama de ruidos, herramienta usada para identificar parámetros que pueden producir fallos de las funciones de nuestro sistema es decir, para identificar aquellos elementos, situaciones o condiciones que pueden provocar que alguno o algunos de los componentes o subsistemas de nuestro sistema fallen o dejen de cumplir la función que se supone han de realizar.

Diagrama Ruidos PDCA

Como vemos es una forma muy económica, rápida y sencilla de hacer que nuestro sistema sea más robusto y fiable ante el entorno al cual va estar sometido.

Conflicto 4. Evaluaciones: falta de consenso

Este es un problema muy común en el desarrollo de AMFE, y que provoca una gran pérdida de tiempo en su ejecución. Está provocado por la subjetividad de las evaluaciones, y por el hecho de que diferentes miembros que componen el equipo tienen diferentes visiones a la hora de evaluar la severidad, la frecuencia y la detección. En demasiadas ocasiones, la evaluación degenera en discusiones, de forma que se tarda tiempo en acordar si una evaluación es un 5 o es un 6, por ejemplo.

La forma de atajar este problema es el uso de tablas simplificadas, entendiendo que lo importante es la evaluación relativa, más que el valor absoluto de la evaluación.

Evaluaciones PDCA

Es decir, el hecho de que una evaluación sea un 5 o un 6, no es importante, sino que lo importante es que el hecho de que ese valor quiere decir que no es un 2.

Conflicto 5. Falta de seguimiento de acciones

Este, es uno de los grandes problemas de la metodología AMFE debido, fundamentalmente, a que es una dinámica que conlleva muchas horas y un volumen de información bastante importante. En muchas ocasiones hay una vaguedad en la identificación del responsable que ha de llevar a cabo una acción, o cada una de las acciones lo que, unido a una falta de seguimiento de las propias acciones, conduce a que muchas de ellas se queden sin ser ejecutadas, se queden a mitad de camino y que, por tanto, se pierdan los beneficios que podrían haber reportado.

Es fundamental generar una lista de seguimiento, idealmente integrada en el propio formato de AMFE, lo que permite llevar un control muy cercano de la evolución de las mismas, minimizando el tiempo sin valor añadido.

Para saber más, visítanos en: www.amfe.es

Autor: Manu Alvarez



Comentarios


  • Síguenos en...

    Seguir a PDCA Home en Facebook

  • Archivos

  • Usuarios

  • Tweets