Desde que inauguramos el portal de PDCA Home en 2012, hemos hablado ya de muchas metodologías usadas para planificar, diseñar e implantar mejoras…  A pesar de ello, parece que aún nos faltan muchas otras nuevas por añadir a la web.

Entre ellas está el modelo “Design thinking” que se ha puesto de moda últimamente en los países anglosajones. El concepto de Design thinking es relativamente nuevo, y no tiene una traducción al español comúnmente aceptada (vendría a llamarse “Pensamiento enfocado en el diseño” o “Diseño meditado”). Su origen viene del año 1987, de un libro de  Peter Rowe con el mismo nombre.

En la actualidad varias grandes empresas usan Design thinking para diseñar productos, procesos o servicios, y adaptarlos a las necesidades de sus consumidores. A continuación te explicamos de qué trata este modelo:

 

¿Qué es Design thinking?

Design thinking es una  metodología que sirve para generar ideas innovadoras con el propósito de diseñar soluciones que nos permitan alcanzar una meta. De esta forma, Design thinking sirve para ayudar a las personas a crear soluciones prácticas y creativas enfocadas en resolver problemas, o para planificar la forma de alcanzar un objetivo determinado.

inicio y meta

Esta metodología se puede usar tanto para diseñar nuevos productos, procesos o servicios, como para mejorar los existentes. También se puede usar para resolver problemas y para planificar formas de alcanzar un objetivo.

 

La filosofía de Design thinking: Pensar como un diseñador

La característica principal del modelo Design thinking, es que  pretende que actuemos como “diseñadores”, y no como “analistas”. Mientras que el pensamiento analítico consiste en estudiar una incidencia para encontrar soluciones lógicas y sencillas a sus causas, el comportamiento de los diseñadores implica tener una visión más global y a largo plazo: No se busca resolver problemas obvios con soluciones sencillas, sino ser creativos e innovadores, mirar el objetivo final, y proponer soluciones prácticas que lo alcancen.

 

Estos son algunos aspectos que definen Design thinking:

  • – Se busca que tengamos una forma de pensar práctica. Lo que ellos llaman “la forma de pensar de los diseñadores”.
  • – Se debe trabajar en equipo. También se debe trabajar junto con el cliente, para tener conocimiento de primera mano de qué es lo que se quiere diseñar (un nuevo producto, proceso o servicio, una mejora de algo que ya existe o resolver un problema).
  • – Se espera que tengamos una visión global de la situación: No debemos centrarnos en resolver aspectos concretos de poca importancia, sino que debemos conocer cuáles son las metas y objetivos globales, y diseñar soluciones que permitan alcanzar esa meta final.
  • – Se busca obtener ideas y soluciones originales, prácticas e ingeniosas, lo cual llevará a implantar innovaciones exitosas.
  • – A la hora de estudiar  la situación, deberemos considerar tanto sus aspectos presentes como los futuros. Hay que pensar a corto y largo plazo.
  • – Se espera que tengamos una mente abierta: Mientras que el “pensamiento analítico” suele llevar a soluciones tradicionales y poco imaginativas, el “pensamiento de diseñador” se enfoca en buscar caminos alternativos e inexplorados.
  • – Durante el proceso, lo ideal es que se propongan varias posibles soluciones, para después poder compararlas, adaptarlas y elegir la más apropiada.

 

¿Cómo usarlo? El proceso de Design thinking

Partiendo de los principios explicados anteriormente, el modelo de Design thinking nos ofrece una sistemática basada en las siguientes fases:

design diseño

1º) Observación y recopilación de información (Empatizar): Primeramente hay que recopilar datos sobre la situación o problema que vamos a tratar. Hay que conocer qué se espera de nosotros, cuáles son los objetivos a alcanzar y qué recursos tenemos.

Se usa la palabra “empatizar” porque se espera que nos pongamos en la piel del cliente y del usuario final, y que conozcamos lo que ellos quieren, y cuáles son sus gustos y preferencias para poder cumplir con sus expectativas.

2º) Estudiar la situación (Definir):  Una vez hemos recogido toda la información necesaria, debemos filtrar los datos para quedarnos con los más relevantes. La finalidad de esta fase es eliminar los datos que no aportan valor, y quedarnos con las ideas clave acerca de la situación que estamos tratando y los objetivos  que debemos alcanzar.

Esta fase debe servir para definir claramente las especificaciones de lo que vamos a diseñar.

3º) Proponer ideas (Idear): En la tercera fase debemos generar ideas que más tarde sirvan para obtener posibles soluciones. Para ello se debe trabajar en equipo, y podemos usar herramientas como por ejemplo brainstorming, benchmarking o paneles de ideas (Mood board).

4º) Diseñar soluciones (Prototipar): La fase de propotipado consiste en juntar las ideas ya creadas para crear “prototipos” de soluciones. En este momento deberíamos tener ya varias soluciones posibles que nos permitan alcanzar los objetivos definidos en las fases anteriores.

5º) Verificar las soluciones (Evaluar o testear): Por último, probaremos las diferentes soluciones propuestas para comprobar su eficacia. Para ello se propone hacer tests a pequeña escala. Esto nos permitirá seleccionar la mejor solución e introducir posibles cambios que la optimicen antes de implantarla.

Finalmente, una vez diseñada y probada la solución, la implantaremos a gran escala.

 

Otras metodologías similares

Design thinking nos propone una sistemática para diseñar productos, introducir mejoras o resolver problemas, y puede aplicarse tanto en una empresa como en nuestra vida cotidiana.

linterna objetivos obstaculosNo obstante, Design thinking no es ni la primera ni la única metodología que nos permite hacer esto:  Existen muchas otras herramientas similares que también sirven para obtener ideas y resolver problemas. Aquí puedes ver algunas de ellas:

Ciclo PDCA: Planificar, Hacer, Comprobar y Actuar. El Círculo de Deming  es la metodología de mejora continua más conocida.

Análisis de causas raíz: Metodología para analizar incidencias y proponer acciones que actúen sobre sus causas. Muy usada para resolver problemas de forma eficaz y sistematizada.

Metodología de la linterna: Otra forma de analizar problemas y fijar acciones para alcanzar objetivos.

 

Autor: Jorge Jimeno Bernal



Comentarios

  • Síguenos en...

    Seguir a PDCA Home en Facebook

  • Archivos

  • Usuarios

  • Tweets