Hoshin Kanri


Componente clave de la Administración Total de la Calidad (TQM), se aplica a la administración de políticas o al despliegue de medios para alcanzar los objetivos. Se basa en la orientación de la empresa a todos sus niveles hacia unas metas comunes y reaccionar rápidamente ante cambios en el entorno.

Los objetivos que se propone este método son:

• Integrar a todo el personal de una organización hacia los objetivos clave utilizando medios indirectos en vez de presión directa, creando un sentimiento de necesidad y convencimiento.
• Integrar todas la tareas, ya sean rutinarias o de mejora, en función de los objetivos clave de la empresa coordinando todos los esfuerzos y recursos.
• Realinear eficazmente los objetivos y actividades en función de los cambios de entorno.

Del análisis de los objetivos se desprende que todo trabajo responde a una naturaleza dual, en la cual se alternan la rutina y la innovación. Un elemento común tanto a la rutina y a la innovación es la necesidad del trabajo en equipo.

Cuando se necesita orientar la organización hacia objetivos compartidos, Hoshin Kanri lo hace posible incrementando la comunicación, participación e interacción de los distintos niveles operativos, con la intención de que la mejora continua se integre con el trabajo diario y el Plan Estratégico, Hoshin desarrolla objetivos e indicadores clave, designando responsables y verificando los resultados obtenidos.

El Hoshin Kanri ha demostrado ser un excelente método de administración para coordinar acciones de mejora continua, pero donde realmente se ha validado su funcionamiento es en procesos de mejora que conducen a beneficios tangibles para el cliente, empleado y sociedad.



Comentarios

  • Síguenos en...

    Seguir a PDCA Home en Facebook

  • Archivos

  • Usuarios

  • Tweets