Benchmarking: Comparar productos y servicios para obtener ideas de mejora


El benchmarking consiste en hacer una comparación de nuestros productos, procesos y servicios con los de la competencia para obtener ideas de mejora.

Se compara nuestro estado con el de los competidores, o con aquellas compañías que son reconocidas como líderes permitiendo identificar y adoptar las practicas exitosas, ya bien sean del mismo sector o de otros.

 

Pasos para realizar benchmarking

El primer paso para realizar el Benchmarking es una recogida de datos de lo que realizan otras empresas, organizaciones, sectores, etc. con los que nos queremos comparar.

Después se procede a realizar un estudio de las diferencias entre los entes en comparación y nosotros, mediante un análisis de desviaciones. En función de los resultados obtenidos en este análisis, se elabora un plan de acciones y se define el proceso de implantación, es decir, se adoptan las medidas oportunas para intentar mejorar.

Por último se hace un catálogo de las medidas a aplicar, estas medidas deben ser elaboradas por un grupo de expertos y deben ser estándar para facilitar el intercambio de experiencias.

 

 

 

Beneficios de usar benchmarking

El proceso de benchmarking aporta estos beneficios a la organización:

– Nos ayuda a definir y llevar a cabo planes, presupuestos, programas, políticas y procedimientos en la empresa, así como la mejora de nuestra planificación estratégica.

– Ayuda a satisfacer de la forma más adecuada las necesidades del consumidor final. Puesto que el concepto de calidad cambia de buscar calidad a través del precio del producto o servicio a lograr los requerimientos del cliente para su mayor satisfacción. Es necesario ver el benchmarking como una técnica de calidad, y así usarlo para de implementar “lo mejor de los mejores”.

– Establece metas basadas en un punto de vista basado en las condiciones externas.

– Lograr una mejora de nuestra posición competitiva.

– Sirve para ser conscientes de las mejores prácticas de la industria y usarlas.

 

Tipos de benchmarking

Existen  varias categorías de benchmarking:

1. Benchmarking interno

Se hace un estudio de las distintas divisiones de la organización y se comparan entre ellas.

A la hora de trabajar con datos estos deben ser fiables ademas de no tener problemas de confidencialidad. Este primer paso en las investigaciones de benchmarking es una base sólida tanto para desarrollar diferencias de interés como para conseguir la atención en los temas críticos a que se enfrentará o que sean de interés para comprender las prácticas provenientes de investigaciones externas. Al contar con un estudio interno y sobre el funcionamiento de las diferentes areas podremos avanzar nuestro ejercicio y trabajar en un análisis externo.

2. Benchmarking competitivo

En este caso el análisis se realiza sobre los competidores directos de productos, se busca cuales son las ventajas y desventajas comparativas que muestran los rivales más directos.

3. Benchmarking funcional

En este caso no es necesario dirigirse hacia los competidores directos de producto. Sino que se buscan competidores funcionales o líderes de la industria para utilizarlos como comparativa. Es decir, se trata de buscar la mejor manera de actuar independientemente del sector al que se dedique la otra organización.

 

Más metodologías que te pueden interesar:
    > Herramientas de planificación
    > Herramientas de evaluación y control
    > Herramientas de mejora
    > Otras herramientas

VN:F [1.9.22_1171]
Votar: 5.0/5 (3 votos)
Benchmarking: Comparar productos y servicios para obtener ideas de mejora, 5.0 out of 5 based on 3 ratings


Comentarios

Comentarios desde Facebook

  • Síguenos en...

    Seguir a PDCA Home en Facebook

  • Archivos

  • Usuarios

  • Tweets