Los 5 Porqués: Cinco preguntas para buscar las causas de los problemas


¿Qué son “los cinco por qué”?

La técnica de “los 5 por qué” (también llamada “escalera de porqués” o  “los 5 porqués”) es un método de análisis basado en realizar preguntas para explorar las relaciones de causa-efecto que generan un problema en particular. El objetivo final de los 5 porqués es determinar la causa raíz de un defecto o problema para poder solucionarlo de forma eficaz.

Esta metodología se basa en un proceso de trazabilidad, donde se hacen preguntas para analizar las posibles causas del problema, caminando hacia atrás, hasta llegar a la última causa que originó el problema. Ten en cuenta que no tienen por qué ser exactamente 5 preguntas, sino que esto va a depender de la longitud y complejidad del proceso causal del problema.

De esta forma, con cada pregunta “¿por qué?” y su  respectiva respuesta, iremos profundizando más en el problema y sus causas, hasta llegar a la causa origen o causa raíz.

El objetivo de esta técnica es ayudarnos a descubrir información vital de una forma sistemática, analizar las causas ocultas y desarrollar soluciones a las preguntas planteadas. Este análisis se puede aplicar tanto para la resolución de un conflicto, para realizar un diagnostico de un problema o para la toma de decisiones.

Para más información, leer el articulo Análisis de Causa Raíz, que explica cómo usar esta metodología y otras similares.

 

Ejemplo de los 5 porqués

Ejemplo de un producto defectuoso que pesa más de lo permitido en las especificaciones.

1. ¿Por qué ha ocurrido el defecto en el producto?  -> Porque la báscula no pesaba bien.

2. ¿Y por qué no pesaba bien? -> Porque la báscula no estaba calibrada.

3. ¿Y por qué no estaba calibrada? -> Porque no se siguió el calendario de calibración.

4. ¿Y por qué no se siguió el calendario de calibración? -> Porque la persona responsable estaba de vacaciones.

5. ¿Y por qué no había una persona de sustituto? o bien ¿Por qué no se calibró antes de irse de vacaciones?  -> etc…

A partir de ahí podemos establecer conclusiones y poner soluciones. En este caso la solución podría ser poner un suplente a la persona que realiza las calibraciones durante su periodo de vacaciones, o bien modificar el calendario de calibraciones para que no coincida con las vacaciones.

 

Autores del artículo:  Rodrigo González González y Jorge Jimeno Bernal. Año 2012.

Otras metodologías que te podrían interesar:
    > Herramientas de planificación
    > Herramientas de evaluación y control
    > Herramientas de mejora
    > Otras herramientas



Comentarios


  • Síguenos en...

    Seguir a PDCA Home en Facebook

  • Archivos

  • Usuarios

  • Tweets