Ahora con la famosa crisis todo el mundo agarra hasta el último céntimo por miedo a que se pierda o se malgaste en algo sin utilidad ni valor. Las empresas son las primeras en recortar prestaciones y servicios extras de la cadena de valor de sus propios productos o servicios. Hasta aquí a todo el mundo le puede parecer más o menos correcto y coherente, lo preocupante es, cuando alguna de estas organizaciones quiere recortar costes a base de eliminar la calidad de sus productos.

Fuente: introingindustrialcalidad.blogspot.com

Todos estamos hartos de escuchar por la televisión aquella famosa frase de un supermercado que dice: “No se Engañe,la Calidadno es Cara”. Y efectivamente, el concepto de que invirtiendo en Calidad se pierde dinero está muy alejado de la realidad y anticuado. Ahora lo que los clientes quieren es Calidad, además de precios bajos.

¿Cómo puedo invertir en Calidad y bajar los precios?

Esta es una de las preguntas que más me encuentro en el día a día. Es muy común y, al mismo tiempo, muy fácil de responder: La Calidadbaja los precios per se. Es decir, si las empresas invierten en la mejora de los productos y en conocer y satisfacer las necesidades de sus clientes potenciales o target, estarán fidelizando a esos clientes, lo que hará que vuelvan a comprar y esto hace aumentar los beneficios de las empresas.

Además de esto tan básico, nos podemos encontrar con diferentes actividades que se pueden realizar dentro de la empresa para mejorarla Calidadde los productos o servicios. Esto se contesta en la siguiente pregunta.

¿Cómo puede la empresa aumentar la Calidad de sus productos o servicios?

Para aumentarla Calidadsólo hace falta invertir en recursos, y digo invertir… no gastar. Los Costes dela Calidadse pueden clasificar en 4 grupos:

  • Prevención: estos costes son los que se producen cuando se intentan reducir o evitar los errores. Dentro de esta categoría entran aquellos propios del mantenimiento de las instalaciones, la formación, etc
  • Evaluación: estos costes se originan cuando se intenta determinar si una actividad se ha realizado correctamente. Aquí podemos englobar, por ejemplo, los lotes examinados de una empresa alimentaria después de la fabricación y antes del reparto o transporte, todos esos lotes no se van a vender y, de una manera indirecta, es dinero que deja de ganar la empresa (que no es lo mismo que perder).
  • Fallos:son los gastos derivados de errores de los productos o servicios. Esta categoría se subdivide a su vez en:
    • Fallos internos: se da cuando estos fallos los detecta la empresa en el producto final pero antes de que llegue al cliente. Los costes que se generan son, por ejemplo, costes de rechazo, reelaboración, reinspección, etc.
    • Fallos externos: se da cuando estos fallos los detecta el propio cliente. Los costes estarían asociados al procesamiento de las quejas de los clientes, devoluciones, etc.

Teniendo en cuenta todo el conjunto de costes, hay que aclarar que los costes derivados de fallos (internos o externos) son lo que habría que tratar en primer lugar, debido a que son los que más costes generan a la empresa.

Después de todo lo explicado ¿Sigues pensando que la Calidad es Cara?

Autor: Pedro Leira Jiménez



Comentarios

  • Síguenos en...

    Seguir a PDCA Home en Facebook

  • Archivos

  • Usuarios

  • Tweets