Tras haber hablado en el articulo anterior sobre las fases de los procesos de selección de candidatos en las entrevistas de trabajo, en este articulo creo que es interesante hablar un poco sobre qué es lo que te pueden preguntar en una entrevista de trabajo.

A continuación tienes una lista con los tipos de preguntas más usados en las entrevistas de trabajo, y sus respuestas (a modo de orientación).

pregunta

 

Preguntas frecuentes en una entrevista de trabajo

Pregunta: Buenos días, ¿Qué tal estás? ¿Has tenido problemas para encontrar la dirección de la empresa? (Preguntas de cortesía para coger confianza con el entrevistado)

Respuesta orientativa: Este tipo de preguntas se realizan al principio de todas las entrevistas para romper el hielo. Contesta respetuosamente y de forma que muestres confianza en ti mismo.

Pregunta: Háblanos un poco de ti.

R: Si esto fuera un examen, esta sería la típica pregunta que cae siempre 🙂 por lo que debes tenerla preparada.

Lo que se espera es que cuentes resumidamente un poco lo que creas más relevante de tu vida. Por ejemplo, puedes hablar un poco de tus estudios, de tu experiencia previa, de tus vocaciones… intentando no quedarte corto, pero sin hablar demasiado rato (entre 40 segundos y un minuto sería lo ideal).

P: ¿Qué estudiaste? ¿Por qué?

R: Debes hablar de tus estudios y cursos que has realizado (si están relacionados con el puesto ofertado mejor que si no lo están). Aquí debes dejar claro de forma resumida que tienes los conocimiento suficientes como para desarrollar el puesto de trabajo que te ofrecen.

También es bueno que expliques las razones por las que te decidiste a estudiar tu carrera, master o cursos, y por qué te gustaría trabajar en ese campo.

P: ¿Qué experiencia tienes en el puesto ofertado?

R: Aquí puedes resumir los trabajos anteriores que has tenido relacionados con el puesto de trabajo actual. Tampoco está de más que hables sobre becas, prácticas, proyectos, voluntariado o trabajos durante el periodo de estudios que realizaste y que te podrían servir para el puesto de trabajo ofrecido.

P: ¿Dónde te ves dentro de 10 años?

R: En esta pregunta es importante que no metas la pata. Por ejemplo, si te están ofreciendo un trabajo estable en una empresa local de tu ciudad, quizá no deberías decir que en 10 años te ves viajando por el mundo porque el entrevistador puede pensar que si te contrata te acabarás marchando de la empresa al poco tiempo.

Intenta responder con tacto, dejando claro que estás interesado en el puesto de trabajo ofrecido y en la empresa.

P: ¿Por qué estás interesado en nuestra empresa?

R: Esta es otra pregunta difícil que debes llevar preparada, ya que probablemente tengas muchas razones para querer trabajar en esa empresa, pero no se te ocurra ninguna respuesta rápida y convincente en ese momento (y si respondes “porque necesito el dinero” o “porque es la única empresa que me la llamado” puedes quedar muy mal).

Es conveniente que estudies la empresa a fondo antes de ir a la entrevista, ya que es la única forma de contestar bien a este tipo de preguntas.

P: ¿Cuáles son tus puntos fuertes? ¿y débiles?

R: Otra pregunta típica. Prepárate de antemano una lista de 4 o 5 puntos fuertes y otros 4 o 5 puntos débiles para responder.

Intenta no mentir, ni parecer demasiado arrogante. Y con respecto a los puntos débiles, intenta que no sean muy negativos, pero que tampoco sean absurdos (por ejemplo, decir como punto débil que “eres demasiado perfeccionista” no vale).

Aquí tienes algunas ideas:
– Puntos fuertes: Perseverante, proactivo, inteligente, sociable, buen trabajador en grupo, con ganas de aprender…
– Puntos débiles: Di los puntos débiles que quieras, pero enfatiza en que estás trabajando para mejorarlos.

P: ¿Qué nivel tienes de inglés? ¿Cómo lo aprendiste? Háblanos en inglés (o en otro idioma)

R: Para aprender idiomas siempre lo mejor es haber estado una temporada en el extranjero, pero también ayuda leer libros en inglés, escuchar radio y podcasts, ver series y películas en versión original.

Si has estado una temporada en el extranjero, o tienes una certificación que acredite que sabes inglés (con B2 o C1 suele bastar), ya es suficiente. Si no es así, no te preocupes, en la mayoría de casos el propio entrevistador te hará preguntas en inglés para evaluar tu nivel…. Esa es la mejor forma de demostrar lo que sabes.

P: ¿Qué harías si, mientras trabajas, te sucede X cosa? ¿Cómo solucionarías esto?

R: Es muy común que si realmente están interesados en contratarte, te pongan algún caso práctico para ver cómo reaccionas y cuál es tu forma de argumentar.
En este tipo de preguntas no se espera que contestes a la perfección, sino que respondas cosas coherentes y sepas dar confianza a tu interlocutor.

P: Piensa en una situación de tu vida en la que hayas tenido que resolver un problema exitosamente

R: El objetivo de este tipo de preguntas es evaluar tus competencias, conocer tu forma de actuar en situaciones reales y comprobar que las cosas que tienes escritas en tu CV o que has dicho anteriormente son ciertas.

Son preguntas difíciles de preparar de antemano, ya que tienen muchas variantes y probablemente tengas que improvisar la respuesta. Para salir exitoso de este tipo de preguntas se recomienda tener bien estudiado tu curriculum de antemano para poder recordar rápidamente las situaciones más destacadas que has realizado en tu vida profesional (o personal, siempre que tenga relevancia) y así poder responder convincentemente.

P: ¿Cuáles son tus expectativas salariales?

R: Dí lo que consideres apropiado para tu perfil y experiencia.

Si dices muy poco corres el riesgo de que te contraten –cobrando poco-, y si dices mucho corres el riesgo de que no te contraten… Aunque en la mayoría de casos los salarios van fijados por convenio, y además el sueldo que cobres al empezar no va a ser el sueldo que vayas a cobrar toda tu vida, por lo que no te debes preocupar demasiado por este tipo de preguntas.

P: ¿Qué harías si… te ascendemos? ¿Y si no te ascendemos? …o cualquier otro tipo de pregunta “estresante” o sin respuesta buena.

R: Hay veces que el entrevistador te puede preguntar cosas contradictorias para meterte en una encrucijada, o simplemente para que te sientas incómodo y ver cómo reaccionas.

El único objetivo de estas preguntas es ver si sabes responder calmadamente en situaciones difíciles.

P: ¿Tienes novia/o? ¿ Estás casado/a? …o cualquier otro tipo de pregunta personal

R: Legalmente las empresas no deben preguntar cuestiones personales. Si te preguntan este tipo de cosas puedes optar por contestar a su pregunta, o por decir simplemente que no vas a contestar porque la pregunta no tiene relación con los requisitos necesarios para el puesto ofrecido.

P: ¿Qué opinas del gobierno? …o cualquier otro tipo de pregunta de opinión subjetiva

R: Generalmente los entrevistadores no suelen realizar este tipo de preguntas… pero hay de todo.

Por ejemplo, a un amigo el jefe de la empresa le preguntó acerca de qué equipo de fútbol era seguidor; por suerte, antes ya le habían avisado de lo que tenía que responder para no quedar mal… No obstante, para evitar posibles problemas lo mejor es no hablar de asuntos como política, religión o economía en las entrevistas.

P: Para acabar… ¿Tienes alguna pregunta? ¿Alguna duda de la empresa o del puesto ofertado?

R: Finalmente, puedes aprovechar este momento para pedir más información sobre el puesto de trabajo, o para preguntar acerca de cuáles son los siguientes pasos en el procesos de selección.

Lee también: ¿Cuáles son las fases de una entrevista de trabajo?



Comentarios

  • Síguenos en...

    Seguir a PDCA Home en Facebook

  • Archivos

  • Usuarios

  • Tweets