Buenos días a todos. En mi artículo de hoy voy a continuar con mi temática de gestión de personas.

Esta vez voy a hablar de los “jefes“, y defino por jefe aquella persona que se posiciona en un mando intermedio que gestiona un equipo de mayor o menor tamaño.

Hecha esta puntualización puedo comenzar a hablar de la gestión que hacen estas personas sobre sus equipos. Todos sabemos que los hay de todos los colores, todos los hemos sufrido alguna vez. así que allí vamos. Voy a dar mi opinión de los lados de la mesa y tratar de resumir cómo es -para mi- un “jefe” ideal.

No tolero que un jefe sea una persona autoritaria, creo plenamente en el modelo del norte de Europa donde la organización es plana y todos están al alcance todos. Esa estructuras piramidales donde los jefes son inaccesibles o se creen seres supremos no es la mejor manera de enmarcar el rumbo del departamento.

Por otro lado, estoy absolutamente en contra que no se pueda debatir sobre un tema con ellos, es decir,  no existe un a verdad única, y todo está expuesto a debate. Esos jefes que te dicen como hacer las cosas y ademas utilizan palabras cómo “debes“, “esto lo tienes que hacer así“…parafraseando a Steve Jobs, decía que “no contrato a personas inteligentes para decirlas lo que tienen que hacer”, justo ese es el punto donde quiero llegar. Ademas las personas tienen una opinión que por supuesto debe ser reconocida.

Además hago una apuesta muy fuerte con jefe que sean didácticos, pedagógicos…es decir que ayuden al crecimiento de las personas, tanto en la parte personal cómo, por supuesto, en la parte profesional.  Esos jefes que dejan en ridículo a sus empleados, menosprecian su trabajo y se creen ídolos de oro con la potestad de hacer lo que les plazca es algo del pasado que se debería erradicar por completo de las empresas.

Mi apuesta y en la dirección en la que yo trabajo con mi equipo es de hacer crecer a tus empleados, que tengan confianza en ellos mismos y en ti.Que te vean como un apoyo y no cómo a un ogro. Que sean pro-activos, generen ideas y sean capaces de generar auto-gestión. Y esto es muy importante, porque un jefe que sepa liderar un equipo dándole importancia hará un trabajo mucho mejor que un jefe que quiere controlar a sus empleados, dos razones de peso por las que no hacer esto:

  • El tiempo es importante, el de tus empleados y el tuyo. Si generas confianza obtienes confianza y optimizaras tu tiempo y el de tu equipo.
  • Generación ideas, si tus empleados se sienten libres se creara una zona de co-work, donde se generaran buenas y grandes ideas, y harás que tus empleados sean pro-activos.

Una imagen que resume esto, podría ser esta:

En resumen, olvidémonos de los jefes antiguos, de los demonios y vamos a quedarnos con los ángeles, los jefes tienen que ser el referente de sus equipos, en los que apoyarse, en los que aprender y en los que buscar una fuente de innovación.

Hasta pronto.

VN:F [1.9.22_1171]
Votar: 5.0/5 (1 votos)
Ángeles y Demonios: Jefes, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Comentarios


  • Síguenos en...

    Seguir a PDCA Home en Facebook

  • Archivos

  • Usuarios

  • Tweets