Lo primero en una carta de presentación es el nombre, es la primera toma de contacto con una marca. Un buen o mal nombre produce percepciones y discursos que marcan la credibilidad y aceptación de este nuevo producto en un nicho de mercado y entre tus potenciales clientes.

Para cualquier emprendedor en resultado de crear una buena imagen de negocio asociado un nombre atrayente hace que se generen expectativas, pero llegar a este nombre no es camino fácil ni evidente. El nombre puede crear un factor diferencial posicionando en un lugar privilegia su idea o marcar un rumbo hacia la deriva, evidentemente asociado a un servicio diferencial. Pero más que nunca el nombre crea una percepción de posicionamiento empresarial y podríamos atrevernos a hablar de posicionamiento social, el mercado se mueve por las modas y todo el mundo busca la necesidad de tener una aceptación social.
namin1111g1

En este artículo daremos una seria de pasos para crear un nombre a tu negocio, en el mundo de los negocios las segunda oportunidades no abundan, en ello nos va nuestra marca y nuestra propia reputación.

Veremos aspectos como elementos de un nombre de marca, crear nombres con éxito, revisiones jurídicas o lingüísticas y la importancia del nombre de tu empresa en otras fronteras.

Para comenzar a poner un nombre a tu empresa necesitas evitar obstáculos legales, es importante diferenciar entre nombres de dominio y marcas registradas. Recuerde que el registro de tu nombre de marca como URL no le proporciona derechos legales sobre la marca registrada.

Hay que tener muy en cuenta que un nombre de dominio es una dirección de internet, una marca registrada es un activo legal protegible (un título de propiedad); Si conduce su nombre sin estar totalmente protegido podría tener problemas de naming, para estar más seguro debe contar con la asesoría de una parte legal que valore la disponibilidad del nombre.

Hay que recordar que estamos creando una marca no una dirección de internet, es decir, si tiene problemas con la disponibilidad de dominios en la red es preferible modificarlos antes que cambiar el nombre. Además a no ser que internet sea vital para tu negocio (esto es difícil en los tiempos que corren), no intensifiques la necesidad de una URL.com exacta al nombre. Al hacer esto podrías poner límites a las vías creativas y la eficacia de la comunicación.

Para crear un tablero de control de os proponemos unos indicadores que os ayudarán en el camino de la creación del nombre de tu empresa.

Tiempo empleado en la creación del nombre: no le dediques más de lo necesario pero no escatimes el tiempo empleado, las cosas hechas de forma rápida por lo general tienden a quedar mal hechas.

Presión competitiva: siempre al crear una empresa nueva aumenta la competitividad, si a esto le añadimos que el nombre con el que salimos al parqué empresarial es impactante hemos ganados puntos extras.brandingxcc-matters


Nivel creativo/atracción:
necesitamos un nombre con gancho, si estás pensando en salir a jugar con un nombre sin gancho es mejor parar, que las prisas no te pierdan. Cambia el nombre.

Nivel de diferenciación: aunque pueda entrar un mercado donde existe una gran oferta, busca la diferenciación, es un concepto clave para la puesta en marcha de su salida al mercado. Se único.

Disponibilidad jurídica: sin esto todo lo anterior no tiene sentido. Nos tenemos que asegurar en el grado de disponibilidad jurídica. Es muy importante que si existe algún nombre similar disponible pero no el que tu buscas no se encapriche de este y si se ajusta a tu idea coja ese secundario. Por favor, no te apresures, si no te convence este segundo nombre, da una vuelta al nombre que habías pensado de inicio.

Una vez visto estos aspectos, vamos a meternos de lleno en unas pautas para el nombramiento de tu nuevo negocio. Podemos identificar básicamente 7 pasos o hitos que nos van a ayudar en este proceso:

1. Distingue que es relevante en tu marca, necesitamos localizar la relevancia de su producto o servicio. Llegar a este grado no es siempre fácil ni sencillo, requiere un profundo estudio de conocimiento de sus clientes y realmente les importa. Si aún no has realizado este estudio empieza por él. Algunas de las preguntas que puedes realizar son las siguientes:

  • ¿Qué es importante en relación con este producto?
  • ¿Por qué escogería este producto u otro dentro del mercado?
  • ¿Cómo describiría el producto ideal para usted?
  • ¿Qué necesita para satisfacer sus necesidades?

En este paso deje que tus clientes hablen y te guíen por donde caminar, muchas veces ellos son lo que van a dar ideas del nombre de su marca. NUNCA deciden los clientes, ya que esto es contraproducente, imagínate que Apple se hubiese llamado CompuTech…

Cuando dispongas de estas respuestas y del conocimiento suficiente para ver qué es lo relevante de tu producto inclúyelo en el Briefing y vamos a por el siguiente paso.

2. Evitar a los competidores, como veíamos antes tu marca es única, por eso debes alejarla al máximo de tus competidores, todos tratamos de diferenciarnos, ¿Cómo hacerlo? Pon alerta todos tus sentidos ya que esto va a hacer que consigas desmarcarte realmente de la competencia, busca un nombre que nada esté relacionado con el de tus competidores, no se vayan a pensar que tienes algo que ver con ellos. Puedes plantearte las siguientes preguntas:

  • ¿Qué nombres tiene la competencia?
  • ¿Qué mensaje comunican?
  • ¿los nombres de tus competidores han llegado al corazón del cliente?

En este paso no temas ser diferente a tu competencia, en realidad se basa en eso. El camino más rápido para llegar a tus clientes es el que creas por ti mismo.

3. Creatividad al poder, al final no avanzas si no eres creativo, muchas veces la serendipia funciona, cuando crees haber alcanzado el máximo de tu capacidad creativa en un último esfuerzo podemos ser capaces de lanzar una última idea que triunfa.

Haz actividades que te inspiren que hagan que las ideas fluyan, una actividad que te ayude  a pensar y sacar esas ideas estancadas en la mente. Es cuestión de un golpe creativo, no por dar más vueltas a este tema vas a encontrar un nombre mejor.

4. No te encasilles, no busques un nombre que te enmarque en un nicho de mercado exclusivo, sino que tengas capacidad de maniobrar y poder introducir nuevos productos a través de ese mismo nombre, la pregunta clave en este paso es ¿Puedo dedicarme a esto otro con este nombre?, si la pregunta es NO, vete buscando otro nuevo nombre, si es cierto que si tu dedicación va en exclusivo a un mercado no cabe duda que va a gusto del consumidor, pero como se dice, diversifica y vencerás.

5. Filtros jurídicos, lo hemos mencionado en varias ocasiones, todo pasa por la ley, nos guste o no tenemos que pasar este filtro, podemos haber tenido una idea de nombre que nos apasione pero si nos encontramos con impedimentos legales debemos darle una segunda pensada. Nuestro nombre es el vehículo de marketing no de problemas legales con otras empresas que pueden ser o no de nuestro sector. Cada día aparecen nuevas empresas no nos busquemos problemas con el nombre, busquemos encontrar una marca jurídicamente disponible.

6. Vamos a hacer hueco, tenemos todas las herramientas para que nuestra marca se desmarque en un mercado, estamos listos para lanzar una marca que impacte y que consiga alcanzar el mayor volumen de clientes. Asociado al nombre encontramos un slogan que le acompaña, una voz que la puede caracterizar en los anuncios de radio o TV, tu marca debe tener un filosofía de valores y creencias.

La identificación visual, olfativa, etc, nuestros clientes tienen que recordar nuestra marca, da igual el camino que sigamos, hay que hacernos un hueco en su memoria y que repitan. La clave de  esto pasa por identificarnos de forma única. Todos somos decimos ser únicos, es el momento de hacerlo realidad.

…Y que pasa en el extranjero?

Crear el branding de tu empresa no es tarea fácil pero no hay nada imposible, si tienes idea de lanzarte al extranjero busca la singularidad de tu producto y tu asociación a la denominación de origen (nacionalidad), claro ejemplo de esto lo encontramos en España con los vinos, en Holanda o Francia con los quesos, Italia la pasta, tecnología americana o japonesa…

Todas ellas han pensado en que se diferencian de sus competidores no nacionales sino internacionales, como podemos lanzar un nombre pensando en un lanzamiento mundial, estas preguntas nos puede ayudar:

¿Tu nombre es fácil de pronunciar?

¿Qué puede sugerir el nombre en otros países? (cuidado en este punto)

¿Existe alguna marca similar que pueda relacionar tu producto con algo que no tenga nada que ver? En este caso, ¿es una asociación positiva o negativa?

Pues con todo esto estamos listos para lanzar una marca que sea diferente y que nos traiga muchos éxitos, el límite lo ponemos nosotros.

…el tiempo crea aburrimiento de marca…

Efectivamente el tiempo puede ir en nuestra contra, todas las marcas necesitan refrescarse, y no vamos a ser menos, jugamos en un mercado de continuo movimiento así que no podemos quedar atrás. ¿Cómo podemos mantenernos en el top one de nuestro mercado? Refresca tu slogan, refresca tu logo, pero mantén las raíces, ejemplos clásicos de esto son Apple, Pepsi, Coca Cola…y un largo etc, reconocibles por mucho que pasen los años y con una imagen de marca en continua adaptación a los tiempos.

pepxxxxsi apples-rainbow-apple-left-a-strong-impression-in-1977-but-the-company-took-ccccca-more-simplified-approach-for-a-white-3d-logo-in-2007

Solo queda decir…. ¡A Triunfar!



Comentarios


  • Síguenos en...

    Seguir a PDCA Home en Facebook

  • Archivos

  • Usuarios

  • Tweets